En primer lugar, asegúrese de que su controlador está conectado al puerto USB de su computadora y está correctamente reconocido y funciona correctamente.

 

Después de iniciar el juego (pero antes de entrar en un campamento), vaya a la sección Opciones y asegúrese de que la opción Controlador está marcada.